Notes of Jesusideology


ESPAÑOL: La teología del verdadero Jesús - por un peregrino de Sanatiago - ¡juzgue usted mismo!


Dios también escribe recto en los renglones torcidos: A través de los opositores de la fe al verdadero Jesús.

El verdadero Jesús era probablemente más un típico periodista de investigación (como diríamos hoy) - y también tuvo que morir por eso. Después, fue perfectamente falsificado, por así decirlo, por sus oponentes.

Hay bastantes críticos de las iglesias y de la fe cristiana en general que dicen que toda la religión cristiana es una fantasía vacía, que por lo tanto es más o menos ficticia, que es básicamente mentira y fraude.

Evidentemente, estas críticas rebotan en los teólogos y otros representantes de las iglesias en gran medida, o incluso en la mayor medida posible: muy a menudo no parecen tenerlas en cuenta y, por tanto, tampoco se preocupan por ellas. Siguen como si todo lo que investigan y proclaman tuviera una base sólida.

Pero creo que entre estos críticos de la religión y la iglesia cristianas hay científicos bastante serios a los que hay que tomar en serio. ¿No es quizás incluso acorde con una buena fe en Dios confiar en que saldrá algo positivo para nuestra fe y, por tanto, también para la Iglesia, si nos comprometemos con esos críticos a los que hay que tomar en serio?

Me refiero a tres de ellos en particular:

1. Karlheinz Deschner (1924-2014), que al fin y al cabo estudió teología, filosofía, literatura e historia, y también se doctoró. En su libro "Der gefälschte Glaube - Die wahren Hintergründe der kirchlichen Lehren" (La fe falsa - Los verdaderos antecedentes de las enseñanzas eclesiásticas) describe (al igual que otros, por cierto) que la mayor parte de los contenidos de la fe son plagios de antiguas religiones no cristianas, como el nacimiento virginal o la procreación por un padre divino, la filiación de Dios, la función redentora de un hijo de Dios, los milagros, incluso la crucifixión de un dios, la resucitación y el resucitado, las celebraciones de culto con pan y vino.


Y aquí hay tres imágenes para ilustrar la tesis de que la mayoría de las creencias de nuestra religión son plagios:



ll mosaico "Europa con Zeus vestido de toro" se encuentra en el Museo Nacional de Nápoles. No necesito imprimir una imagen del relato paralelo en el Nuevo Testamento de la "Anunciación de María".



Isis en forma de pájaro en el despertar de Osiris, que había perecido en la lucha contra el mal y luego pasó tres días visitando las almas de los muertos en el inframundo -relieve en el templo mortuorio de Sethos I en Abydos (Egipto)-, la historia de la resurrección de Jesús no es por tanto nada nuevo.



El relieve de la Ascensión del emperador Antonio Pío y su esposa Faustina se encuentra en los Museos Vaticanos (yo fotografié el molde de yeso en el Museo Romano-Germánico de Maguncia). De nuevo, seguro que conoces cuadros de la Asunción de Jesús y más aún de María.

2. el indólogo danés Christian Lindtner (1949 - 2020), con sus conocimientos profesionales de griego y latín y de las antiguas lenguas indias sánscrito y pali. En su libro "Secretos de Jesucristo", Lindtner describe cómo el Nuevo Testamento es, evidentemente, un plagio en gran medida de los antiguos textos budistas indios, "chuleados" con "inserciones" de las mitologías típicas de Occidente y también del judaísmo. Lindtner lo explica diciendo que los monjes budistas querían crear un budismo para Occidente, pero sólo les interesaba la filosofía budista y, por tanto, construyeron este budismo en un "marco" (externo) que era común en Occidente. El "héroe budista" en el budismo para Occidente es por tanto un Jesús inventado por los budistas, y así Lindtner llega a la quintaesencia "Jesús es Buda". Más información sobre Christian Lindtner en https://unser-mitteleuropa.com/in-memoriam-dr-phil-christian-lindtner-1949-2020/ (o más fácil de buscar escribiendo en google: "Christian Lindtner" y "Nuestra Europa Central").

3. el erudito judío-inglés del Talmud Hyam Maccoby (1924-2004), que fue recientemente profesor del Centro de Estudios Judíos de la Universidad de Leeds. En su libro "The Mythmaker", Maccoby se ocupa de este "recién llegado" Pablo, y describe, entre otras cosas, cómo trasladó a Jesús las "historias" y los ritos que conocía de su infancia en Tarso, un centro principal del a veces sangriento culto a Atis y Adonis, y creó así una religión completamente nueva que no tiene nada o, al menos, no tiene mucho que ver con el verdadero Jesús. Así que, al igual que Lindtner dice que "Jesús es Buda", Maccoby diría -basándose libremente en Pablo- que "Jesús es Atis".

Lo que estos tres científicos críticos han descubierto sería en realidad el golpe de gracia para nuestra fe cristiana. Al fin y al cabo, gira en torno a las enseñanzas más importantes que conforman nuestra fe.

¡Pero no es el final del día!

La pista decisiva sobre qué era Jesús y a qué se dedicaba y por qué fue asesinado tan cruelmente, la obtuve sorprendentemente de un vecino, un agricultor, en el Knolleburekaff ("pueblo de agricultores de remolacha azucarera") al oeste de Colonia (cultivan incluso más que remolacha azucarera) donde vivo. Una vez había alquilado uno de sus pisos en la "cantera" reconvertida en campo a un proxeneta, un profesional de la demencia, y había mantenido una conversación con él sobre su "campo de negocio". Y cuando habló conmigo en algún momento, llegamos a la conclusión de que la famosa historia de Jesús salvando a un pecador de la lapidación en el Evangelio de Juan es claramente una historia de castigo del demonio. Porque, ¿cuándo se da el caso de que una mujer sea sorprendida in fraganti "haciendo tal cosa", y que haya dos "captadores" que luego corran directamente al juzgado, sabiendo que eso significa la pena de muerte para la mujer atrapada? De todos modos, eso nunca ocurre, a no ser que algo se arregle deliberadamente aquí. Jesús ciertamente sabía todo esto. Porque era -presumiblemente por su trabajo anterior como constructor de casas en un grupo de construcción familiar en toda la región- también amigo de prostitutas y recaudadores de impuestos (o más bien recaudadores de impuestos) y seguramente también había hablado con ellos sobre sus problemas. Y de allí había aprendido, por ejemplo, cómo se chantajeaba a las mujeres para que se prostituyeran, según el "procedimiento de los dos testigos" de la historia de la bella Susana en el apéndice del Libro de Daniel: "O tienes sexo con nosotros (lo que en aquella época significaba entrar en la prostitución) o, si te niegas, te denunciaremos ante el tribunal y diremos que te hemos pillado teniendo sexo con un joven, pero que se ha escapado, entonces serás ejecutada." Así que una mujer atractiva sólo tenía la opción de la prostitución o la muerte contra esos hombres, así que no había ninguna posibilidad. Y en el caso de la pecadora del Evangelio de Juan, la situación era obviamente algo diferente: era ciertamente una prostituta y había roto de alguna manera las reglas de su "profesión" -no sabemos cuál era, pero no es importante- y ahora iba a ser castigada por ello. ¿Quizás había ocultado sus ingresos correctos y no los había entregado correctamente? ¿Quizá también había oído hablar de los discursos de Jesús y quería dejar su profesión? Por ello, sus "protectores" (o proxenetas) lo habían arreglado para que la pillaran manteniendo relaciones sexuales con un pretendiente (era una historia arreglada, por lo que el pretendiente pudo escapar sin ser reconocido) y, por lo tanto, debía ser castigada, sobre todo como advertencia para "las otras mujeres de los protectores", para que no hicieran también esas tonterías...




Si interpreto correctamente el cuadro "Jesús y el pecador", el pintor Lucas Cranach el Viejo tenía la misma visión de la narración del Evangelio de Juan que yo, es decir, que se trata de una historia criminal. No creo que se pueda pintar más claro si se piensa que los aspirantes a drogadictos son delincuentes, al menos no parecen moralistas estirados. Y los dos "sabios señores mayores" del fondo, a la derecha, son los típicos teólogos y filósofos altivos (y probablemente también la mayoría de los periodistas) que siempre ven sólo la superficie y no saben (quieren saber) lo que realmente ocurre. De este modo, los delincuentes pueden seguir haciendo lo que quieran y como quieran. Una imagen fascinante. Ya sé por qué me lo pintaron en Vietnam.


Ahora bien, Jesús había sido testigo de este comportamiento brutal, y lo denunció en discursos públicos: "Contra el pecado, contra los hipócritas, por el amor". Así que se había enfrentado a la obviamente muy poderosa demimonde, hoy diríamos "mafia". Así que tuvo que morir por eso.

Así que Jesús no fue un fundador de la religión como lo describe el NT, sino algo parecido a un periodista de investigación como los periodistas de investigación Peter R. de Vries (Países Bajos), Ján Kuciak y su novia Martina Kusnirova (Eslovaquia), Daphne Caruana Galizia (Malta) y Jamal Khashoggi (Arabia Saudí) en nuestro tiempo. Así que se había enterado de las maquinaciones criminales en relación con la prostitución y el dinero (los campos de negocio típicos de la mafia, los funcionarios de las autoridades participaban o miraban para otro lado) "sobre la marcha" y luego, en ausencia de los medios de comunicación habituales de hoy, lo hizo público en discursos públicos -que luego se convirtieron en sermones más o menos piadosos, que no hicieron daño a nadie.

¿Cómo surgió el "Nuevo Testamento plagiado"? En realidad, el asunto es bastante sencillo, una vez que se tiene la idea de la demencia contra la que Jesús se había comprometido. Porque con la muerte de Jesús, las ideas de Jesús, por supuesto, no habían muerto también, había hablado públicamente durante mucho tiempo y por eso también tenía seguidores. Y después de su muerte, algunos de ellos comenzaron a continuar en su espíritu. A los adversarios de Jesús no les gustó nada eso. Pero, ¿cómo deben hacerlo? Hoy conocemos un problema similar con el borrado de archivos en los discos duros de los ordenadores. Si los borras con un clic en la función "borrar", el contenido sigue ahí, por supuesto, pero ya no lo puedes encontrar. Pero hay programas para volver a encontrarlos. Algo sólo se borra realmente cuando el contenido que se va a borrar se sobrescribe con un nuevo contenido. Y así fue con el compromiso de Jesús - por eso fue sobrescrito con un "nuevo contenido" - es decir, con un concepto de todos estos plagios de otras religiones que hoy conocemos como "Nuevo Testamento". Así que el Nuevo Testamento no es un escrito de publicidad y edificación PARA el verdadero Jesús, sino una obra de propaganda CONTRA el verdadero Jesús.

Y este "recién llegado" Pablo obviamente jugó un papel principal en esta supresión y reescritura, porque se le ocurrió la idea de hacer de la muerte de Jesús en la cruz una muerte sacrificial deseada por él mismo - para la redención de la humanidad de lo que sea....

Esto significa también que los tres críticos de nuestra religión citados al principio de este artículo tienen toda la razón en sus críticas, sólo que la solución al problema podría ser algo diferente de lo que ellos habían imaginado.

Puede encontrar más detalles sobre esto y, sobre todo, sobre lo que significa para nosotros hoy el descubrimiento del verdadero Jesús en Internet, en el apartado "Jesus ideology" de la página web www.michael-preuschoff.de - también en varios idiomas (traducido con el mejor programa de traducción actual www.deepl.com).

Pero ya puedo oír a los críticos diciendo: Suponiendo que la historia del pecado de Juan 8 sea efectivamente una historia de castigo de medio mundo, es por lo tanto una indicación del verdadero Jesús. Pero, ¿cómo se puede tirar por la borda toda la teología tradicional sobre la base de una sola prueba circunstancial? Sólo puedo decir que en un caso poco claro, y el caso de Jesús es realmente muy poco claro -nadie sabe quién escribió el Nuevo Testamento (en cualquier caso no fueron los discípulos de Jesús ni otros que hubieran experimentado a Jesús personalmente), por qué se escribió y cómo se llevó "entre la gente"- se puede reconstruir perfectamente un caso a partir de una sola buena prueba circunstancial.

Y sobre todo: con la vuelta al compromiso del verdadero Jesús -es decir, a una "ideología de Jesús"- nuestra religión tendría, por supuesto, un aspecto completamente diferente, ya no sería una religión de sacerdotes y eruditos, una religión de dogma y fe, y por tanto tampoco una religión de poder y dominación, cuyos objetivos principales son el perdón y el consuelo en la vida después de la muerte, sino una actitud altamente ética hacia la vida con reglas de juego razonables. Y estas reglas razonables serían tales que todos podrían aceptarlas, especialmente en lo que respecta a la moral sexual. Sin embargo, habría que enseñarles desde la infancia. Con "todos" me refiero también a los musulmanes: según mi experiencia como profesor, son precisamente sus chicas las más interesadas. De todos modos, no podemos llegar a los "viejos", ¡pero sí a los jóvenes! Por supuesto, es difícil que lleguemos a ellos en general, pero si nos ganamos a nuestros jóvenes cristianos, entonces se correrá la voz -y especialmente en nuestra época de Internet- ¡también entre los jóvenes musulmanes!


Y aquí hay algo de la realidad de la vida de hoy: cómo en lugar de un género francamente idiota del lenguaje, las mujeres y las niñas pueden ser realmente mejoradas.

En realidad, ya se ha hablado bastante del problema del género: Al fin y al cabo, esta remodelación es una bastardía del idioma alemán completamente absurda y totalmente superflua y a menudo incluso ridícula. Se supone que traerá (como la palabra mágica abracadabra) más justicia de género y, por lo tanto, una mayor mejora de las mujeres. Pero la experiencia es que esto simplemente no funciona con tal "lenguaje de palabras mágicas", un lenguaje simplemente no puede lograr tal actualización - porque siempre es al revés: una realidad cambiada causa - si es necesario en absoluto - un cambio en el lenguaje. Así que tenemos que ocuparnos de cambiar la realidad de una manera diferente.

Y con el gendering, una vez más, un nuevo cerdo es pastoreado por el pueblo - ¡con el objetivo de que todo siga igual en cuanto a lo que es realmente importante y lo que hay que cambiar!

Lo que quiero decir quizá se exprese mejor en una conversación con la madre de un alumno que tuve relativamente poco después del comienzo de mi "carrera" como profesor en una escuela de formación profesional con motivo de una reunión de padres: Hace muchos años, ella me había preguntado en una reunión de padres sobre el objetivo de mi educación religiosa. Le contesté, con cierta ligereza: "Las chicas son todas un poco esquizofrénicas. Ella: "???" Yo: "Bueno, tienen pánico a lo inofensivo y paradisíaco, donde también podrían recoger un conocimiento útil de la naturaleza humana e inspirar a los hombres que quieren estar bien con una bella moral, es decir, "desnudos en la playa". Pero lo problemático, es decir, el sexo con parejas demasiado a menudo cuestionables, que a veces también les causa un trauma de por vida, eso es lo que quieren y hacen." "Y", dijo la madre, "¿qué quieres hacer ahora?" Yo: "Que las chicas se lo hagan cada una a la otra". La madre: "¡Si puedes hacer eso, eres bueno!"

Sí, ¿qué es lo que realmente ocurre aquí?

El caso es que los humanos somos por naturaleza seres muy morales, especialmente en materia sexual, y eso desde nuestra juventud, sobre todo las chicas. Y como no se les enseña ninguna moral explícita -la naturaleza les ha dado su cerebro para eso también- adoptan la moral que es común en su sociedad, y esa es la pseudomoral de la hostilidad hacia el cuerpo, por lo que aprenden desde pequeños a avergonzarse de sus cuerpos. Porque especialmente las partes que los distinguen del sexo opuesto son obviamente algo que uno prefiere no mostrar a los demás, lo que significa que deben ser algo malo.

De ahí la vergüenza. Pero la vida sigue, y en algún momento el sexo opuesto también interesa. En realidad, a los jóvenes, que siempre están en una especie de "fase de cortejo" para encontrar la pareja adecuada para ellos, les bastaría con ver y mostrar, es decir, un juego totalmente inofensivo para conocerse. Pero esto no es posible: ese comportamiento inofensivo se hace imposible por la educación a la hostilidad corporal o incluso a la vergüenza. Porque la liberación de la vergüenza sería una costumbre de la prostitución - y uno no es una prostituta y no quiere serlo. Porque eso contradiría la alta moral ...

¿Y qué hacer? Como de todos modos hay que tener relaciones sexuales algún día, y como, como todo el mundo dice, no funciona bien con todo el mundo, las chicas se dicen: "¡Entonces hagámoslo! Después de todo, las relaciones sexuales forman parte de la autodeterminación sexual y son un signo de emancipación exitosa. Y todo el mundo habla de que es completamente normal e incluso necesario, también como señal de que estás sano. Así que lo inician, y a menudo con parejas que realmente no son aptas, como fue el tema de la conversación con la madre.

Pero esta tergiversación de la moral, de lo que en realidad es una diversión inofensiva y algo completamente natural (si uno lo hiciera bien) y de lo que no es tan inofensivo, y de lo que deben o no deben hacer los jóvenes, según la situación, está poniendo patas arriba la moral sexual en nuestras civilizaciones. En la época de Jesús, las niñas y las jóvenes con un alto nivel de energía criminal eran disuadidas de su moral naturalmente alta con métodos francamente criminales - hoy en día están programadas con indiferencia y falta de empatía a través de la manipulación a una pseudo-moralidad. Poner algo en orden aquí -empezando por los jóvenes- e implicarse, esa sería la tarea de una religión -después de la ideología de Jesús-. Esto llevaría a una autodeterminación sexual exitosa y a una emancipación real, especialmente para las niñas y, por lo tanto, para las mujeres más adelante, si, por un lado, superan su hostilidad hacia el cuerpo y, por otro lado, sólo tienen relaciones sexuales donde corresponde por naturaleza, es decir, en la familia (¡porque pueden nacer niños en el proceso, y los niños sí pertenecen a una familia!)

Y en cuanto a la vergüenza, ésta sólo proviene del hecho de que no vivimos nuestra moral natural, que es monógama. Y si viviéramos eso, la vergüenza desaparecería automáticamente, por así decirlo. La forma de conseguir esta moral natural es hacer que las chicas sean más astutas en este sentido.



Uno de los ideales de Lukas Cranach el Viejo, que era a la vez pintor y humanista, era que la moralidad y la desnudez van unidas, es más, que quizá la verdadera moralidad sólo sea posible si se combina también con la desnudez (sólo cuando encaja, por supuesto). Un buen ejemplo de esta combinación es la representación de la ciudadana romana Lucrecia, aunque su destino sea triste. Había sido violada y sufrió tanto por esta terrible experiencia, de la que ella misma era inocente, pero con la que no quería seguir viviendo, que se suicidó. Por ello, los romanos la consideraban la personificación de la moralidad. Y fue en este sentido que Lucas Cranach el Viejo la pintó.

Pero ante esta grandiosa manipulación, la tontería del vergénero es también una perfecta pista falsa. Más información al respecto en www.michael-preuschoff.de , especialmente el libro en línea "Jesusideologie".

Michael Preuschoff, diplomado en Teología y profesor de religión jubilado de una escuela profesional.